tips para tu habitación

5 tips para mantener en orden tu habitación

Una buena higiene al dormir necesita de una habitación correctamente ordenada. Esta labor suele resultar un tanto molesta. Por suerte para ti, te daremos unos consejos para hacerlo sin aburrirte.

Hazte con un perchero

Aunque no lo parezca, un simple perchero puede contribuir mucho con la higiene al dormir. Esto se entiende si pensamos en la costumbre de muchas personas de arrojar su ropa por todos los lados del cuarto.

Pantalones, abrigos, camisetas: todo acaba en el suelo o en la mismísima cama. Desde luego, a veces lo hacemos por la prisa. No obstante, es igual de cierto que más adelante la habitación acaba completamente desordenada.

Lo anterior puede ser evitado con ayuda de un perchero. Al contar con un sitio donde colgar tu ropa verás cómo empieza a haber más espacio. Hasta podrás colocar en él cualquier bolso del colegio o del trabajo.

Más allá de una mejora en el orden y el descanso, el perchero servirá también para decorar. Los hay de muchísimos estilos y diseños muy ingeniosos. Elige uno interesante y le darás un toque único a tu cuarto.

Consigue un pie de cama

Un pie de cama es una especie de baúl que sirve para guardar los elementos de la cama. Es decir, cojines, almohadadas y cobijas. Puedes hacerlo por la noche antes de que te vayas a dormir. O si prefieres, en la mañana cuando estés arreglando todo. De ese modo no te estorbarán.

Conocido también como “puff”, el pie de cama es usado asimismo para guardar zapatos. En su interior hay el suficiente espacio como para organizar todo tu calzado. Esto te permitirá hallar el par que busques en un segundo, y te quitarás de encima un buen porcentaje del desorden. 

Aprovecha las repisas 

Las repisas pueden ser tan funcionales como tu propio colchón. Son un elemento útil por cuanto aprovechan el espacio en vertical. Usualmente no hacemos uso de él, sino que vamos colocando nuestras cosas de manera horizontal.

Ese método en algún momento acaba por colapsar el cuarto. Especialmente cuando no es muy grande o tenemos la costumbre de acumular muchos objetos. Por fortuna, tienes hacia arriba bastante zona sin utilizar en la que podrás situar lo que ya no quepa abajo.

Las repisas pueden contener distintos tipos de artículos: libros, cuadernos, fotos, laptops… Es cierto que algunas personas las usan tan solo para objetos decorativos. Aunque eso ya depende de las pertenencias que tenga cada una. 

Una buena repisa evitará que se colapse tu cuarto, así que podrás dormir tranquilo. Por otra parte, te permitirá seguir guardando cosas sin tener que calcular cómo administrar el espacio restante. 

Busca una mesita de noche para los accesorios

Un colchón no es el sitio adecuado para colocar los accesorios, como collares y cadenas. Con todo, más de una persona lo hace. Otras los dejan sobre el escritorio. En todo caso, el punto es que si bien suelen ser pequeños no dejan de dar una impresión de desorden.

Por si eso fuera poco, al estar tan mal distribuidos corren el riesgo de perderse. O cuando menos, que tardes tiempo encontrando uno en específico. Ambas posibilidades son igualmente indeseables, y por ende conviene resolverlas.

En este caso la mejor alternativa es optar por una mesa de noche. Este último, además de reducido, está diseñado específicamente para los accesorios. Debido a ello verás que puedes guardar en él una gran cantidad gracias a su inteligente distribución.

Con los accesorios reunidos en un mismo lugar tu cuarto recobrará su buen aspecto de siempre. No solo te ahorrarás mucho tiempo ordenándolo, sino que evitarás extraviarlos por accidente mientras aseas.

Mantén la limpieza en tu habitación

Para tener un mejor descanso considera la limpieza de tu cama y colchón diaria y a profundidad cada cierto tiempo. De este modo cuidarás mejor tus pertenencias y mantendrás fresco el espacio donde descansas.

Ya hemos hablado de cómo organizar varios tipos de artículos. Ahora bien, un descanso y un orden perfectos ameritan que cada cosa esté organizada. Y existen algunos objetos que se escapan de las categorías que trabajamos anteriormente.

Para todos ellos la solución es sencilla: usar canastas. Son económicas, de modo que podrás adquirir varias sin gastar demasiado dinero. Y lo mejor, son sumamente prácticas. 

En su interior podrás guardar aquello que no encaje con los consejos previos. Después faltará únicamente juntarlas todas en un rincón. De inmediato tendrás la impresión de que tu cuarto es más grande.

Conoce cómo nuestros guardianes del descanso protegen tu salud en todo momento con alba y recuerda seguirnos en nuestras redes sociales como Facebook e Instagram.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.